Betty Valdés / Notiunion 

 Morelia, Michoacán a 11 de julio del 2022.- Este lunes se continuo con el juicio oral por el caso del feminicidio de la joven maestra, Jessica González Villaseñor en la sala de oralidad número 16 del Juzgado Oral anexo al CERESO «David Franco Rodríguez», lugar al que se presentó esta tarde uno de los testigos que ha aportado información fundamental para la solución de este caso. 

Se trata de Jair. R. quien se presentó como mejor amigo de Diego Urik, quien al momento continua en calidad de imputado. Jair dijo tener más de siete años de conocer a Diego Urik por lo que se atrevió a autonombrarse mejor amigo. Durante su testimonio afirmó haber visto a Diego bajar de la cajuela de su automóvil un cuerpo envuelto en una sabana, para luego abandonarlo en una zona boscosa del fraccionamiento Bosques Monarca.

Sin embargo, mientras el testigo de nombre Jair. R. rendía su testimonio ante el señor juez, el testigo detuvo su intervención para decirle a su señoría que el padre de Diego Urik le estaba haciendo señas de amenazas.

«Señor juez, el papá de Diego Urik me esta haciendo señas con la mano como si fuera una pistola», dijo el testigo mientras repetía la misma seña que el relataba que le había hecho el padre del imputado desde las gradas.

Jair refirió ante el juez que era de su interés que quedara testigo de las amenazas que le estaba haciendo el padre de Diego mientras declaraba, para luego dar a conocer que constantemente recibe amenazas vía telefónica y por mensajes hacia su persona. «Ya existe una denuncia de ello, y me gustaría que esto se considere y se sume a lo que ya declaré», dijo con miedo el testigo, Jair. R.

Ante dicho señalamiento el padre del imputado, solo negó con los brazos y la cabeza haber amenazado al mejor amigo de su hijo. Posteriormente el juez solicitó a los técnicos se realizará la revisión de la grabación de la audiencia para de ser verídica la declaración del testigo, se ordenara realizar las acciones correspondientes. Lo cual se dará a conocer en la siguiente audiencia.

Posteriormente al finalizar la audiencia, un nuevo incidente se originó en la sala aun cuando el juez no abandonaba del todo la sala. Esta vez se trató de una confrontación entre un abogado de la defensa y la familia de la victima, Jessica González.

«Nos vemos allá afuera pues», dijo de forma eufórica uno de los abogados que integran la defensa.

En medio de la discusión se conoció que supuestamente el hermano mayor de Jesica le había hecho gestos con la cara al abogado, lo que supuestamente provocó que el abogado perdiera el control de sus emociones. Fue entre dimes y diretes que los abogados terminaron abandonando la sala, pues el mismo juez les pidió controlarse e invito a la familia de la victima a que acudieran a la Fiscalía a interponer la denuncia correspondientes.