A los contribuyentes solo les resta un mes para canjear sus placas vehiculares, cuyas filas aún son interminables y lentas en los diferentes módulos establecidos por la Secetaría de Finanzas del Estado.
Fue en abril cuando comenzó el pago del refrendo y reemplacamiento 2016, con los costos de láminas sobre los mil 477 pesos y 819 pesos el refrendo, que da un total de 2 mil 296.5 pesos.
Y el 31 de agosto es el último día para que los dueños de vehículos acudan a recoger el par de placas de lunes a viernes, no obstante, los módulos se mantienen saturados desde las 7:00 que comienza a llegar la gente para hacer filas de hasta 4 horas.
Se prevé una recaudación de 3 mil 335 millones de pesos por este concepto, proveniente del millón 500 mil vehículos que circulan en la entidad.